Té Blanco

El té blanco, aún más que el té verde, posee más antioxidantes y un muy bajo nivel de cafeína. Para este té se utilizan los primeros brotes de la planta, razón por la cual su oferta es más limitada y valorada. Su sabor, color y aromas son  también distintivos del resto: es más suave, dulce y delicado. Estas cualidades no atraerán a aquellos adeptos a sensaciones más intensas, pero encontrará una grata bienvenida en quienes buscan sosiego en un día ajetreado. 

TIEMPO DE INFUSIÓN: 3-4 min. 

TEMPERATURA DEL AGUA: 80º

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram